lunes, 25 de julio de 2011

inicia Juicio por la Masacre de las Dos Erres.







sobreviviente de la masacre almuerza a las afueras de la Corte Suprema de Justicia en una manifestación organizada por FAMDEGUA para exigir justicia por la masacre, al fondo una manta vinílica con las fotos de los niños muertos en la masacre perpetrada en 1982.




La justicia guatemalteca inició este lunes de manera formal el juicio contra cuatro militares, quienes durante la guerra (1960-1996) asesinaron aproximadamente a 250 campesinos. Aunque los ex uniformados defienden su inocencia, los familiares de las víctimas aseguran que deben responder por el crimen.


La audiencia empezó en la mañana de este lunes, cuando la jueza Yasmín Barrios, presidente del Tribunal Primero de Alto Riesgo de la capital guatemalteca, inició la interpelación de los cuatro acusados de haber participado en 1982 en una masacre de al menos 250 personas.


El primero en declarar fue el exteniente Carlos Antonio Carías, señalado de ser uno de los jefe del grupo de kaibiles del Ejército guatemalteco que perpetró la matanza.

Igual que Carías, los abogados de los ex subinstructores kaibiles Manuel Pop, Reyes Collin y Daniel Martínez, los otros tres procesados en este hecho, aseguraron a los periodistas que sus defendidos "son inocentes" y que lo demostraran a lo largo del proceso.

Contrario a esta postura, familiares de algunas de las victimas del crimen aseguran que los ex militares deben cumplir su responsabilidad, pues al momento de la matanza, perpetrada el 7 de diciembre de 1982, en la comunidad de las Dos Erres, en el norteño departamento de Petén, pertenecían al grupo del Ejército inculpado de generar ataques contra civiles.

La matanza de Las Dos Erres fue cometida durante el gobierno de facto del general golpista José Efraín Ríos Montt, considerado el responsable intelectual del hecho, y contra quien existen procesos abiertos en Guatemala y España, por delitos de lesa humanidad.

Las investigaciones por el suceso iniciaron en el año 1994, pero los militares señalados y su defensa han interpuesto cerca de 50 recursos de amparo, lograron retrasar el inicio del juicio durante 17 años.


De la guerra civil guatemalteca, esta es apenas una de las 669 masacres que documentó la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH), cuyo informe establece unas 200 mil víctimas, entre muertos y desaparecidos.


Según la Asociación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Guatemala FAMDEGUA, que actúa como querellante al proceso y que ha asesorado a los familiares y supervivientes de este hecho, en la masacre fueron asesinados más de 250 campesinos y hasta el momento se han logrado recuperar 223 cadáveres que fueron arrojados a un pozo seco de 13 metros de profundidad, 113 de ellos menores de edad y el ultimo cadáver encontrado al fondo del pozo era una osamenta de un niño de 7 años de edad.


El proceso se extenderá durante varias semanas debido a que habrá que conocer las decenas de pruebas de cargo que presentará la Fiscalía, y escuchar a los más de 38 testigos que han sido convocados.



Ramiro Antonio Osorio, sobreviviente de la masacre, fue parte del Botín de Guerra, llevado con 5 años de edad por un Kaibil actualmente es uno de los testigos exiliados en Canadá.

Fuente: teleSUR- Efe- Afp- Reuters. 
fotos de Roberto Mendez cpr.urbana@gmail.com

No hay comentarios: