lunes, 20 de mayo de 2013

Un Fallo Dictado Desde los Cuarteles y las Fincas.


20 de mayo 2013
 A 10 días de primavera 

Hoy la Corte de Constitucionalidad ha dictaminado un retroceso hacia el imperio de la impunidad.  En los últimos días, la alianza oligárquico-militar recurrió a la guerra psicológica, la amenaza y la manipulación de una falsa identidad nacional, para negarle al Pueblo Ixil, una demanda sentida por el pueblo entero: JUSTICIA.

La Corte de Constitucionalidad tuvo la oportunidad de convertirse en el eslabón entre el pasado de barbarie y un mejor futuro para la humanidad. Al estilo de la guerra contrainsurgente, el discurso mediático de empresarios y militares, apostó por aglutinar el pensamiento conservador, racista, xenófobo y reaccionario, afianzado en las corporaciones de comunicación nacionales para que el fallo emitido el 10 de mayo por GENOCIDIO, fuera revertido hasta lo actuado el 19 de abril.

El Fallo por Genocidio se dictó develando la realidad histórica del país, así como los cimientos racistas de un Estado estructurado al servicio de las cámaras empresariales, agroindustriales y financieras, quienes intuyeron en la Sentencia, el inicio de la persecución penal contra sus miembros más prominentes y financiaros del genocidio.

Hoy más que nunca, estos personajes responsables del estado actual de violencia e impunidad quedaron evidenciados, por ello es urgente sanear un sistema de justicia que sigue copado y secuestrado por criminales y asesinos.

Aunque denunciamos y lamentamos el fallo a favor de la impunidad oligárquico-militar, nos reafirmamos en la memoria del Pueblo Ixil, quienes han dejado claro ante el mundo, la barbarie a la que han sido sometidos.

Más que una derrota, esta realidad nos debe dar aliento para continuar la lucha por la justicia en homenaje a la memoria y la vida del Pueblo Ixil, porque la sentencia del 10 de mayo es hoy un documento histórico y trascendental en la lucha por la Emancipación de los Pueblos.


H.I.J.O.S. Guatemala
Juicio y Castigo al Ejercito Asesino y sus Cómplices
No Olvidamos
No Perdonamos
No nos Reconciliamos

No hay comentarios: